Colegialmente hablando, creo que es la primera vez que hay tres candidaturas a las elecciones de la Junta de Gobierno. Al menos desde que tengo uso de razón, claro. Y veo mucho movimiento (principalmente en las redes) e incluso empieza a haber posicionamientos públicos en torno a una u otra candidatura.

Agenda actual del COTSM

Bien, antes apoyar a una candidatura, me gustaría hacer una reflexión (por si a alguien le interesa) a modo autobiográfico, sobre eso del Colegio Oficial, para quien no lo conozca (o sí), antes de meterme en el barro de las elecciones.

Me colegié en cuantito acabé la carrera. Supongo que, de familia de ciencias, era algo indivisible: obtener el título y colegiarte. De hecho, mi padre me llevó en coche a la sede, si bien su primera impresión no fue, digamos, como la de quien va al Colegio de Ingenieros, y es que el Colegio de TS de Madrid tuvo su sede en un local anexo a un club de esos que no tienen ventanas y sí luces de neón en la fachada (imaginad la cara del paterfamilias). El caso es que acababan de mudarse a la calle Gran Vía, y de eso tuve que enterarme por boca de una señora en la puerta del club; mi olfato de TS me hizo pensar que salía del curro.

Así que mi primer contacto fue, cuanto menos, curioso. Sin embargo, mi sentimiento /deseo era de “pertenencia”, yo era TS y tenía que estar ahí. No pensé si aquello me podía beneficiar en modo alguno, sinceramente. Por entonces trabajaba como cuidador en un piso con personas discapacitadas, en el que cobraba bastante poco, la verdad, pero estaba contento, era mi primer trabajo estable y en el sector.

Una vez colegiado, participé en alguna formación del Colegio, en alguna charla, y después incluso estuve trabajando en el Turno de Adopciones (una experiencia que no me gusto, la verdad). Y así me acercaba tímidamente a la vida colegial, aunque en ningún momento pensé en tomar un papel activo dentro de aquella institución.

Fue unos años más tarde, cuando ya estaba trabajando para el Ayto de Madrid, cuando dos compañeras/jefas, me medio engañaron para ir a una reunión “con mucha otra gente que se iba a ofrecer para colaborar” en el Colegio… “son tantos que sobra gente” jaja…  El caso es que no hacía falta ser Einstein para darse cuenta de que, más o menos, la peña y los puestos cuadraban…  encerrona o destino, y con lo que me cuesta decir que no a mí… acabé en una candidatura que saldría elegida sí o sí porque no había ningún pringao/a más, jaja. Ahora me río, pero en aquel momento me acordé de la familia de aquellas ahora exjefas y amigas, ya que la junta anterior se disolvía completamente, algunas, pesos pesados de la profesión.

Y así nos quedamos, una junta en la que apenas nos conocíamos (yo al menos sólo a uno: Manuel (que encima había sido mi profe en la carrera y yo que nunca fui un alumno ejemplar precisamente😉). Menudo plan: yo, con mi profe (ahora amigo), y un puñado de desconocidos/as (look kale incluido en algunos casos), jeje, y un mar de reuniones que empezaban a asomarse a mi agenda (parte del engaño era que “había “que ir cada quince días al Colegio”) en un momento en el que ya tenía dos churumbeles. Todo un reto, o marrón, como se quiera entender.

Por entonces ya estábamos en Gran Vía, así que mi padre, al ver la foto, dijo “al menos no estás donde el pub de Avda de América”, je.

Lo dejo por hoy. En la próxima entrada… “qué representó el Colegio para mí” y en la siguiente, mi reflexión ante las elecciones a Junta. Iré rapidín, pero es que el inicio de curso me ha pillado sensible y no era un tema para liquidarlo fácilmente.

Ánimo. Nacho

Comparte esta entrada
COSAS DEL COLEGIO OFICIAL DE TRABAJO SOCIAL DE MADRID (PARTE 1/3)

2 thoughts on “COSAS DEL COLEGIO OFICIAL DE TRABAJO SOCIAL DE MADRID (PARTE 1/3)

  • 16/09/2020 a las 12:11
    Enlace permanente

    Nacho, ¡muchas gracias por tu post y reflexiones respecto a este proceso electoral del Colegio ahora en marcha!
    Yo recuerdo también mi proceso de colegiación con varias anécdotas. Lo más importante para mi, fue haber ido acompañado. Me acompañó José Luis Fernández-Pacheco Sáez, amigo y además colegiado con gran involucración en el Colegio por aquellos tiempos.
    Él me fue presentando a la mayor parte del personal que trabajaba en el Colegio y también a Mª Gracia que fue la persona que procedió con los trámites. La anécdota para mi, fue que en aquel momento (segundo año tras la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior) más conocido como «Bolonia» en los formularios del Colegio solo existía la denominación «diplomado» y no «graduado», por lo tanto, al ser yo un «estudiante tardío» fuí el primer graduado como tal en colegiarme.
    Formo parte de una candidatura, y ocurra lo que ocurra, yo seguiré siendo del Colegio de Trabajo Social.
    Saludos,

    Fernando @CuevasAlv

    Responder
    • 16/09/2020 a las 20:51
      Enlace permanente

      Eres de esa gente con la que se puede contar siempre, y que da lustro a la profesión, sin duda, además siempre dando una visión más allá del cuadro. Crack. Un abrazote.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

Subscríbete a mi Blog