Hoy, día 21 de marzo, se celebra el Día Mundial del Trabajo Social elegido por la FITS (es un calendario que varía, no es que sea todos los “21 de marzo”). El lema de este año es “El Trabajo Social como promotor de comunidades y entornos sostenibles. Un lema un poco rimbombante, me dije la primera vez que lo escuché. Sin embargo, he ido pensado en su sentido para mí estas últimas semanas.

Del lema me surge una reflexión ¿qué es comunidad, hoy?  Definido como un espacio de relaciones interpersonales proporcionador de seguridad en un mundo hostil (Bauman), habitualmente se asocia a un entorno físico, pero, en mi opinión, en pleno S XXI, el concepto territorial ha sido superado. Sin despreciar las oportunidades que conlleva la proximidad, no puedo evitar que me produzca cierto sentimiento de algo ya en desuso. Desde una ciudad como Madrid, y en plena sociedad de la información… ¿puede seguir hablándose de comunidad como territorio? ¿hay que fomentarlo?

Indudablemente, el concepto ha cambiado. Cada vez menos personas tienen concepto de barrio o de Distrito, mientras crece el de quienes usan mayor número de redes sociales: un fenómeno deslocalizado y global.  Muchas personas residentes en Madrid descubren que pertenecen a un distrito cuando tienen que empadronarse al abandonar su hogar o que pertenecen a una subdivisión (llamada barrio) cuando tienen que aparcar en zona restringida y descubren el número asociado pero ni tan siquiera el nombre en cuestión (aunque pagará con la APP y tendrá instaladas varias de Redes Sociales). En otros territorios hay cierta identidad, pero en muchos, no. Incluso muchas personas rechazan el uso de identidades históricas porque algunas están asociadas en el imaginario a conflictividad social: en esos casos la identidad territorial representa más bien inseguridad, en lugar de lo contrario.

En mi propio caso y tras de haber vivido ya en 6 distritos diferentes (de 21), veo que para mis hijos el territorio tiene menor valor que lo que tuvo para mí: su comunidad tiene una vertiente muy virtual: mantienen diversos grupos a través de Instagram, Clash Royale o whatsapp; ¿es eso peor que aquello? Leyendo a Bauman a veces parece que sí, pero no lo creo: es simplemente diferente. A pesar del vértigo que a veces sentimos los padres/madres ante este asunto, la riqueza de entornos y grupos de socialización es un componente  fundamental a la hora de hablar de inclusión social: un capital relacional extenso proporciona oportunidades antes impensables, si bien también coincido en que es preciso el vínculo “presencial”.

¿Y entonces? Entonces el concepto de comunidad creo que tiene, para el Trabajo Social que hoy celebramos, una acepción completamente multidimensional y cada vez más desterritorializada. Hay que fomentar la relación de proximidad, pero sin olvidar el cada vez mayor peso de la comunidad virtual.  En este sentido, el lema  de hoy nos invita a releer a Silvia Navarro Pedreño y la acción social ecológica, teniendo en cuenta sí o sí la revolución protagonizada por las TIC .

Por otro lado, no quiero dejar aparte el tema de la sostenibilidad. Un término a primera vista poco reivindicativo: lamentablemente el uso de la palabra ecología ha sido tan extendido que finalmente uno puede pensar que va poco más allá de reutilizar papel o moverse en bicicleta. Sin embargo, tiene un mensaje profundamente antisistema dado que nuestro modelo de consumo en ningún caso podría extenderse al resto del planeta. No obstante, en mi opinión, la profesión mira el ecologismo como algo ajeno: suena a música celestial más bien, por lo que aconsejo leer la entrada de hoy de M José Aguilar donde se redescubre >VER.. Basándome en ello, y aprovechando el lema elegido por la FITS, quiero reivindicar lo comunitario y lo sostenible desde el Trabajo Social.

Un abrazo y felicidades, colegas: sentir pasión por el Trabajo Social es maravilloso. Os animo a cultivarlo. No dejéis que nada ni nadie os lo chafe.

Nacho

Comparte esta entrada
DIA MUNDIAL DEL TRABAJO SOCIAL 2017. COMUNIDAD Y SOSTENIBILIDAD.

3 thoughts on “DIA MUNDIAL DEL TRABAJO SOCIAL 2017. COMUNIDAD Y SOSTENIBILIDAD.

  • 23/03/2017 a las 02:14
    Enlace permanente

    Hola, la situación q tenemos los TS del turno de tarde es injusta y estamos en el limbo. No entiendo porqué estamos abandonados.

    Responder
    • 23/03/2017 a las 16:17
      Enlace permanente

      Entiendo que te refieres al Ayto de Madrid. Sí, efectivamente, todos estamos de acuerdo en que se planteó muy mal, si bien abrir el turno representó un avance tremendo (muy pocos Aytos lo tienen), se dotó mal y se planificó de una forma muy extraña, espero que el Área realice cambios al respecto. Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sígueme en Feedly

Subscríbete a mi Blog