AVISOS: AL FINAL DEL BLOG, OFERTAS DE EMPLEO
AVISO 2: La semana que viene, en el Congreso de TS, ESTRENO MUNDIAL de la segunda parte de
“MI PADRE ES TRABAJADOR SOCIAL”· (SERVICIOS SOCIALES PARA NIÑOS), 
en los mejores dispositivos de la red, jeje: aún puedes venir o seguirnos por  Streaming >VER

Desde que escribí aquella entrada que titulé “las personas en exclusión no votan, y las que votan ¿a quién? >VER,  no he dejado de pensar en las conclusiones que tiene el citado informe (de obligada lectura, al menos las conclusiones), que, a modo resumido, vienen a ser 3 en referencia a la participación en procesos electorales:

  1. Donde hay mayor abstención suele ser donde existe mayor exclusión social.
  2. Dentro del grupo de los excluidos, los ciudadanos que pertenecen a la etnía gitana participan aún menos.
  3. Los servicios sociales no ayudamos de forma significativa a integrar políticamente a los excluidos sociales (los que “hacen uso” de los SSSS, no votan más que los que no lo hacen)
 Quizá lo primero y lo segundo apenas nos extraña… pero lo tercero… nos toca bastante: es más: nos deja en evidencia, creo.
Y la conclusión del informe es demoledora: es un grave problema “el hecho de que los ciudadanos que tienen las mayores carencias materiales y sociales no estén haciendo efectivo su derecho a votar, con lo que sus preferencias se están quedando excluidas sistemáticamente de la toma de decisiones”. No digo más.
Aunque la experiencia será publicada con más detalle, me parecía oportuno aportar alguna propuesta a colegas  (que andan diseñando sesiones grupales) y lectores/as en general: en mi centro, en las tres sesiones grupales que desarrollamos con personas perceptoras de RMI, trabajé el tema preguntando al principio de curso (septiembre 2012), y al final (junio 2013)(tras hablar en los grupos sobre los espacios en los que se deciden las políticas que más les afectan, y mostrándoles los datos generales de participación en España, entre otras cosas).
Mirad los resultados (que confirmaban lo descrito en el estudio pero también arrojan algo de esperanza):
Como es lógico, no pregunté por la orientación del voto. En especial el tema de “los recortes” era el tema que más les impulsaría, mañana, a ir a votar, si tuvieran la ocasión.
Las conclusiones de mi experiencia del curso pasado están claras (las planteo de manera muy sencilla, para que me entienda cualquiera):
1.- Debemos trabajar estos temas: de la Política (mayúscula) depende la supervivencia de muchas familias.
2.- Estas cosas sólo se pueden abordar en grupo. El despacho no es para eso, y el domicilio, menos aún.
3.- Si nos ponemos a ello, se puede cambiar el comportamiento.  
La participación electoral es un objetivo a trabajar, la participación en otras modalidades, también, por supuesto: nuestro código deontológico nos invita a ello (artículos 14 y 15).
Sí, sé que nuestro actual sistema democrático necesita más de una revisión, un reseteo, y con lo que salió el domingo en “salvados“, incluso me sonroja hablar de este tema, pero soy muy insistente y quizá tengo algo de optimismo compulsivo (por no decir que ya tenía preparada esta entrada, jeje) así que yo continúo, inasequible al desaliento. Sigo pensando que nos hacen falta buenos/as políticos/as, y que no todo está perdido, como ya escribí. En todo caso, lo que sí tengo claro, es que debemos invitar y motivar a que la gente participe, y en las elecciones, también.
Ánimo
Nacho
Mi recomendación musical para esta entrada: una que no que no os dejará indiferentes. What a wonderful world, interpretada por The Ramones. Buenísima para animarse, que falta hace.

 

OFERTAS DE EMPLEO, enviadas por Jacqueline Gamarra >>VER
Comparte esta entrada
HABLANDO DE POLÍTICA… ¿CON USUARIOS/AS?

6 thoughts on “HABLANDO DE POLÍTICA… ¿CON USUARIOS/AS?

  • 06/11/2013 a las 12:10
    Enlace permanente

    La verdad es que entiendo tu preocupación y agradezco este artículo. No obstante la población ha visto como los grandes partidos cuando han ejercido el poder ejecutivo han hecho uso de los recortes que han afectado precisamente a las personas más excluídas. Visto ésto, es lógico que dichas personas ya no crean que su voto tenga poder alguno por lo que la principal tarea sería de empoderamiento a mi parecer. Aparte de la revisión que se necesita en el sistema democrático también hay que considerar el recalcar la diferencia entre votos nulos, votos en blanco y no votar. Muchísimas gracias por este estudio 🙂

    Responder
    • 06/11/2013 a las 12:24
      Enlace permanente

      Si, te entiendo. Creo que todos tenemos esa sensación. El problema es que en este momento, a mi modo de pensar, el empoderamiento, en sí, tiene que concretarse en acciones como la participación en actos, entre los cuales están las elecciones generales. No obstante, discrepo en que “los grandes partidos”… no, hay diferencias. Todos han metido la pata en cosas (un partido que nunca ha ejercido no puede decir eso, claro), pero todos también han hecho cosas buenas, y yo, tengo claro que no todos son iguales, aunque comparto que el sistema, actualmente, necesita ser reseteado.

      Responder
    • 07/11/2013 a las 12:13
      Enlace permanente

      Efectivamente yo opino que no existen diferencias, he citado los grandes partidos porque son los que han ejercido el gobierno de la nación, pero todos han hecho saber propuestas con las que podemos o no estar de acuerdo. Todos han metido la pata y han hecho cosas buenas pero sin olvidar que ellos responden a intereses partidistas. Es necesario que la ciudadanía (yo el primero) volvamos a creer en el sistema; en que de verdad existen representantes políticos que se deban al pueblo porque el poder viene del pueblo, y creo que eso a día de hoy es muy difícil sin el mencionado “reseteo del sistema”.

      Responder
    • 08/11/2013 a las 20:41
      Enlace permanente

      Sin duda la no participación en política forma parte de la Exclusión Social. Hay que revertir esta situación y no necesariamente orientarla hacia solamente votar 1 vez cada 4 años.

      Responder
    • 10/11/2013 a las 21:33
      Enlace permanente

      Comparto, y sigo pensando que no está todo perdido. Por supuesto, participar es mucho más que ir a votar. Pero es importante hacerlo, pero más aún es potenciar que participe la población en exclusión. Un abrazo. Y gracias por comentar!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sígueme en Feedly

Subscríbete a mi Blog