¡Buenas! esta vez escribo pronto porque sé que el anterior post sobre las listas de espera >>VER ha dado para el debate en algunos centros (¡bien!), y es de justicia compartir las propuestas y no esperar a la semana que viene, para la que os tengo reservada una sorpresilla…
Vamos allá con las propuestas prometidas… aunque, si me seguís desde hace tiempo, seguro que ya las conoceréis…
1.- Los temas administrativos (cotejar, recoger documentación, entregar solicitudes, escanear, organizar listados, enviar citaciones, ensobrar, compulsar…) son tareas que debe realizar personal administrativo. Este tipo de personal es fundamental en cualquier centro de Servicios Sociales. Por eso debe ser cuidado y formado con especial interés.
Normalmente están en el primer contacto con el ciudadano, y, por experiencia, tener a gente motivada y preparada, condiciona e influye positivamente en el trabajo que después hacemos los trabajadores sociales (y mucho). Por eso, los procesos deben ser revisados para que las tareas administrativas no lleguen a manos de los técnicos a no ser que sea necesario ( y menos en cita):  sé que queda feo decirlo, pero resulta carísimo (en tiempo y dinero) que un técnico se ponga a realizar esas tareas. Según mis cálculos, 2 de cada 8 citas  del global, son de este tipo.
2.- Las consultas informativas, deben intentar sacarse de citas individuales presenciales: usa el correo electrónico. No parece lógico que una persona tenga que perder tiempo, como por ejemplo el cuidador de un dependiente, en citas de este tipo (además con la ley de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos -ejem, del 2007- este tema debería estar ya dominado, pero, por desgracia, no lo está). Hazlo por tu gente: usa el correo electrónico: ahorra tiempo, para todos: únete a mi campaña >>yo también atiendo por email. Según mis cálculos, 2 de cada 8 citas del global también son de este tipo.
3.- Revisa tus procesos en relación a las visitas domiciliarias: ¿es posible que, «de la que vas a valorar» a una persona, le recojas la solicitud y/o la documentación? Si es así, en ese tipo de citas, ahorrarás un 1 de cada 2 citas de este tipo de procesos (y se las ahorrarás a la persona).
4.- Habilitad en el centro sesiones informativas grupales sobre grandes demandas, con periodicidad semanal, de manera que cualquier vecino con estos tipos de demanda, pasen, antes de verse en un despacho (salvo urgencias), por una sesión de este tipo. Por ejemplo: ayudas economicas y prestaciones de mayores: la gente compartirá información, saldrá de la sesión con una idea general de las diferentes prestaciones -no sólo con las que conocían previamente-, acudirán a la cita individual mejor informados y con las expectativas más reales. Además, hay personas cuya demanda quedará cubierta sin tener que acudir a cita individual. Aparte de todos esos beneficios, se reducirán, según mis cuentas, 1 de cada 12 citas del global (y las 11 restantes salen mucho mejor informadas) del global. En mi distrito se hace así.
5.- Adelántate a la avalancha: si se abre el plazo para algo, habilita una sesión informativa, con la información, con las solicitudes… protege tu agenda de colapsos puntuales.
6.- ¿Vienen a «firmar»?: Nuestros centros no son comisarías donde la gente tenga que venir «a firmar»: las citas de tipo normativo (seguimientos) deben ser transformadas en algo productivo para todos/as: el seguimiento de las «prestaciones» (que vienen marcadas por las normas correspondientes): deben pasar a ser sesiones grupales donde tratar asuntos interesantes y no reproducir citas que a veces parece que son «para que la gente venga a firmar», como si se tratase de «la condicional», y carecen de sentido, más allá de ocuparnos el tiempo los unos a los otros. El número de citas se reducirá de 4 a 2 con personas con este tipo de prestaciones (por ejemplo, RMI), ya que el resto serán grupales.
Y después de una sesión grupal, es normal que algunas personas quieran comentarte algo… es un momento muy bueno, no sólo para tratar aquello que le preocupa, sino para aplicar lo hablado en grupo a su situación particular, motivar, etc. Evitarás el goteo de citas y la gente conocerá en qué momento puede charlasr contigo sin tener que «pedir cita» por algo en concreto.  A veces no hay un motivo concreto, es repaso a un «cómo estoy».
EN CONCLUSIÓN, LA LISTA DE ESPERA, SI SE APLICAN LOS 6 PUNTOS ANTERIORES, SE PUEDE REDUCIR EN MÁS DE UN 50% (todo lleva su tiempo, claro)… pero, además, seguiré, ahora para nota…
7.- Ya lo hablé anteriormente, a pesar de que hay gente no esté conforme: creo que todo trabajador/a social de ASP debe atender: directores, responsables de programa y otras figuras (trabajadores/as sociales) que a veces existen, creo que deberían tener un pequeño cupo de atención al público. Las razones ya las expliqué en la entrada que llamé «todos/as a atender», no exenta de polémica, también. Bueno, también podemos esperar a que crezcan las plantillas para resolver este problema… igual, entonces, no lo verán mis ojos…
8.- En determinados casos, creo que es necesario revisar el número de citas posibles a tener, e incrementarlo. En mi opinión, al menos desde mi experiencia, el número de citas programas puede subirse algo, al menos hasta que se liquiden las listas de espera. Además, dudo mucho que ningún profesional atienda únicamente las citas programadas, ¡pero es que la existencia de lista de espera «produce» citas no programadas!, con lo que, nuevamente, volvemos al problema de la retroalimentación de las listas de espera. Eso es lo que llamo yo trabajo «en diferido», no en tiempo real.
Acabo. Espero que ningún compañero/a deje de hablarme. Sólo son propuestas desde un único objetivo: atender mejor a quien más lo necesita. Por otro lado: estoy seguro de que si se aplican estas pautas, estaremos muchos más satisfechos de nuestro trabajo y podremos defender mejor su utilidad. En todo caso, el hecho de que la gente esté hablando del asunto, es un gran avance. Intentadlo, creo que vale la pena (a los ciudadanos mucho más). Yo las aplico en la medida de mis posibilidades y no tengo lista de espera (máximo 1 semana), y mi barrio no es precisamente La Moraleja. Claro, hay particularidades, cada quien , que lo piense…
Creo que por hoy basta. Ya he generado suficiente debate… lo dicho, la semana que viene, una sorpresilla al estilo «ALÓ PRESIDENTE», jeje…
Ánimo
Nacho
   Mi recomendación musical para hoy: una preciosa, de veras. Joe Cocker: Living in the promiseland: habla de «sueños hechos de acero, el deseo de cualquier hombre es conocer el sentimiento de la libertad, para el que hay un camino sinouso y arenas movedizas»… «Our dreams are made of steel, the prayer of every man is to know how freedom feels, there is a winding road across the shifting sand and room for everyone.» Preciosa. Os la dedico.
Comparte esta entrada
LISTAS DE ESPERA: ¿SON EVITABLES?. PROPUESTAS.

2 thoughts on “LISTAS DE ESPERA: ¿SON EVITABLES?. PROPUESTAS.

  • 24/05/2013 a las 16:56
    Enlace permanente

    coincido plenamente contigo; vente a mi distrito y ayúdame a ponerlo en marcha………
    gracias por tu entusiasmo, ojalá se contagiara y en vez de quejarnos tanto, pusiéramos remedio a los problemas.

    Responder
    • 25/05/2013 a las 05:56
      Enlace permanente

      Buenas! muchas gracias! la verdad es que no sé si quieres decirme que «pida traslado» o que os ayude de alguna forma. A lo primero, ahora mismo no lo contemplo, aunque tendría que estudiar detenidamente la oferta, jeje. Como supongo que vas por lo segundo, habría que ver si es posible montar alguna jornada sobre la gestión del tiempo. Lo he hecho en otros casos, pero para eso ya tendríamos que hablar más despacio… bueno, como quieras. Gracias por tu reconocimiento, de veras, pensé que igual mis compis me dejaban de hablar, cosa que no quiero, claro. un saludo y ánimo. (y si quieres que concretemos… ya sabes

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

Subscríbete a mi Blog