AVISO PARA COLEGAS: JORNADAS ESTATALES DE SERVICIOS SOCIALES MUNICIPALES >>VER
El otro día leía a un colega, Pedro, en su blog de imprescindible lectura para colegas, que se llama Las tribulaciones de un chino en Servicios Sociales. La entrada se llamaba Identidad profesional >VER. En ella, el compañero hacia referencia a un informe reciente y se preguntaba “cómo si nos sentimos inseguros, inferiores y con dificultades para definirmos, vamos a afrontar la ingente tarea que tenemos como trabajadores sociales”. Buen apunte, Pedro.
Por otro lado, la semana pasada recibía un correo de un colega (como decía lo de “maestrable” (máster), entiendo que desde otro país), me decía “no logro ponerme de acuerdo con mis profesores sobre el objeto de intervención del trabajo social”.
También he oído decir en ciertos momento que éramos algo así como una profesión de la crisis, y no porque atendiésemos a personas en crisis, sino como algo inherente a nosotros.
Cada vez que oigo hablar de este tema, os soy sincero, me sale urticaria. Os explicaré por qué, aunque igual alguien me tacha de simplón:
Tengo a mi alrededor médicos/as, ingenieros/as, matemáticos/as, profesores/as, documentalistas… cuando les pregunto de este tema, se quedan perplejos/as, oye, que no encuentran ningún interés al asunto…
Por otro lado, estoy absolutamente convencido de que, mayoritariamente, la ciudadanía sabe, a grosso modo, a qué nos dedicamos, a veces con errores (como cuando nos confunden con las auxiliares de ayuda a domicilio, aunque prefiero que me confundan con una profesión como la de las compañeras auxiliares, que con robaniños, sinceramente), si bien es cierto que no es la profesión más visible que se diga (aunque creo que estamos avanzando en ello).
Os pregunto: ¿os imagináis a un grupo de ingenieros/as pensando en su identidad? Pues sinceramente: YO NO. Estudié tres años de informática y no recuerdo tocar nada este tema: álgebra, electrónica, programación…
Llevo un tiempo ojeando revistas de otras profesiones… y nada: sólo experiencias, descubrimientos… que si cómo se ha construido el puente, el puerto, vencer problemas de los materiales, impacto de medicamentos, de terapias, de técnicas… y  ¿sobre la identidad profesional?…nada. Y sólo se me ocurre una explicación: tienen clarísima su identidad/objeto, no ven ningún sentido a debatir sobre este asunto y sí a hacer mejor las cosas. Pues yo pienso lo mismo.
Qué queréis que os diga: somos LA PROFESIÓN DE LA AYUDA POR ANTONOMASIAdejemos de mirarnos el ombligo, porque, mientras tanto, no avanzamos. 

Me vienen a la cabeza aquellos peripatéticos (seguidores de Aristóteles) que te dedicaban a filosofar… ¡ mientras caminaban! por favor, no nos olvidemos de lo segundo… porque, mientras filosofamos… día a día la gente pierde derechos, pierde oportunidades: centrémonos en ello.

Cada vez me gusta más este lema: comparte lo que haces, demostrarás lo que vales.  

A por ello. Ánimo.

Nacho
Hoy recomiendo una canción que da un buen rollo impresionante. Luz Casal: un pedazo de cielo, que dice en el estribillo: Grita si estás cansado. Salta si ves el miedo. Canta si hay un amigo.  Que pueda ofrecer un pedazo de cielo. 

Comparte esta entrada
¿OOOOTRA VEZ CON LA IDENTIDAD PROFESIONAL?

5 thoughts on “¿OOOOTRA VEZ CON LA IDENTIDAD PROFESIONAL?

  • 30/05/2014 a las 08:27
    Enlace permanente

    En estos dias, estoy trabajando la asignatura de Diagnostico Social del Curso de adaptación al Grado en trabajo Social, la verdad es que me esta “removiendo”, las lecturas sobre las pioneras y el trabajo social de casos,creo que es importante hacer las dos cosas, caminar y seguir reflexionando como tu bien dices, pero también creo que en esa reflexión hay que seguir planteando nuestra identidad y nuestro objeto de atención como dice Pedro, cuando termine la carrera, alla por el año 1990 ( Ya ha llovido), sali convencida de que eramos agentes de cambio social, frente a quienes decian que sosteniamos las injusticias del sistema, sigo convencida de que somos agentes de cambio, con metodologias,tecnicas y el desarrollo de habilidades que otros profesionales no tienen,y lo digo porque en mi trabajo actual, de unos años para aca, me estoy encontrando en mi equipo de trabajo con personas que piensan que saben lo mismo que yo, se atreven a hacer hipotesis de una primera entrevista, se creen lo que les cuenta el usuario y su familia, en fin, no sigo, yo creo que aparte de profesionales de la ayuda,somos los que aportamos una perspectiva de la parte relacionada con lo social de la persona, eso no lo hace ningun otro profesional, ni siquiera los educadores sociales.Nuestra visión es tan amplia y tan concreta a la vez, que nos permite trabajar con la persona en toda su amplitud,excepto en aquellas cuestiones que deben intervenir otros profesionales mas indicados ( psicologos, médicos, y un largo etc)En ese acompañamiento a la persona,a los grupos y comunidades es donde provocamos los cambios, en las conductas, en las relaciones, en su implicación, …. Pero no esta mal recordarlo y seguir profundizando, en mi caso es para continuar poniendo límites a las conductas de otros profesionales, y mantener y defender mis funciones en mi equipo de trabajo, y por lo demás, para seguir defendiendo nuestro espacio profesional, creo que esto último es muy necesario en estos tiempos que corren

    Responder
    • 30/05/2014 a las 10:08
      Enlace permanente

      Totalmente contigo. Pero buenos y malos profesionales, los ha habido y los habrá siempre, por mucho que repensemos la profesión (seguramente, los/las malos profesionales, son precisamente, los que menos se ponen a ello). Pero esta sensación de que esta profesión está en continuo custionamiento interno es lo que me mata, porque muchas veces ese debate centra los espacios y no el compartir, el probar, etc., que creo que es lo que más puede producir el cambio que necesitamos, sinceramenete. Nadie dijo que fuese fácil entrar en este lío, jeje. Un abrazote y gracias por comentar!!

      Responder
  • 29/05/2014 a las 17:14
    Enlace permanente

    Bueno Nacho, como ya te he comentado en Facebook, gracias por la cita. Aquí en las redes aprendemos y nos inspiramos unos a otros. En cuanto a esto de la identidad y nuestra “permanente” crisis respecto al objeto de nuestra profesión, a mí también me generan urticaria muchas cosas que oigo. Pero también es cierto que esto de repensarnos como profesión (tal vez menos como disciplina científica) es al fin y al cabo una manera de adaptarnos a la cambiante realidad social en la que nos insertamos. En todo caso, en el mundo de las ciencias sociales esto le ocurre a más profesiones (psicólogos, sociólogos…, incluso en algunos niveles, maestros y médicos…). Yo creo que hay un nivel de reflexión y debate que es útil, siempre que no nos despiste de lo que tenemos que hacer y construir en la práctica, que, como dices, es tan necesario hoy en día con todo el retroceso en derechos sociales que estamos sufriendo. Un abrazo y nos vemos por las Jornadas.

    Responder
    • 30/05/2014 a las 10:15
      Enlace permanente

      Estoy contigo. La reflexión es útil, pero parece que estamos en un bucle con este tema de la identidad y me puede. Veo más trabajos sobre estos temas que sobre la idoneidad de tratamientos grupales, por ejemplo, o sobre la referencia que supone un profesional durante x años (será tema de otr post próximo) ¿no crees?.

      De todas formas, ¿no te parece que sucede aquello de la pregunta contaminada?: … te pregunto si te sientes inferior, y entonces, te contesto que sí, claro, porque tengo aspiraciones (como todos). No sé si se me entiende: te pongo un ejemplo: hice un cuestionario a usuarios de una minoría étnica con todos los campos abiertos, y ninguno señaló nada referente a la “discriminación étnica”. Al mes, lo volví a a pasar con ese campo: ¿sabes la respuesta, no?. No sé si nos puede pasar algo así con tanto trabajo sobre el asunto… ¿tú qué crees? ¡¡ y gracias por el debate!

      Responder
    • 30/05/2014 a las 10:55
      Enlace permanente

      No sé, Nacho, explicar las razones de nuestro (al parecer, atávico) “complejo de inferioridad”. Tal vez en parte tengas razón, a fuerza de tanto preguntarnos qué somos nos surgen dudas de nuestra identidad…. De todas maneras, me sigue sorprendiendo un poco tantas dudas y complejos… pero en fín.
      Espero ese post sobre los profesionales de referencia. Después de 25 años ejerciendo en la misma zona tengo mi particular visión sobre el tema. Tengo algunas reflexiones elaboradas, pero no he terminado de darles forma todavía.
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sígueme en Feedly

Subscríbete a mi Blog