Va la segunda de las 10 propuestas para la mejora de la ASP… (esta no creo que tenga tantos/as seguidores/as)

Según informes, la demanda de nuestros servicios ha aumentado entre 30 % ver y un 40% ver debido a la actual coyuntura socioeconomica, incrementándose el número de solicitudes de ayudas económicas (de emergencia y rentas minimas). Y todo ello, acompañado de un cambio en el perfil del demandante de este tipo de ayudas, principalmente por el aumento del desempleo…
Pues bien, a pesar de ello, la estructura y funciones permanecen inalteradas: no parece lógico. Creo que es necesario plantear que las personas que desarrollan tareas de dirección y responsables de programa (trabajadores/as sociales) deben asumir una parte de atención, no en la misma medida que un/a trabajador/a social de zona, pero sí de forma que pueda aliviarse la carga asistencial de éstos/as. En los Centros de Salud, desde luego, el/la directora/a, atiende, y, con frecuencia, con la misma carga de citas que sus compañeros/as.
Por otro lado, el dinamismo de la atención al público, especialmente marcada por los enormes cambios que se están viviendo en los servicios sociales en los últimos años, hace que estas figuras de apoyo (en muchos casos condenadas a gestionar listados: estas funciones deberían ser asumidas desde estamentos superiores) no puedan estar al día de los procesos que se manejan de manera habitual en la atención directa (aplicaciones informáticas, modificaciones de tramitaciones, etc.).
Seguro que algún debate sale por ahí…eso espero… y si alguien se anima, que comente…
La próxima, en 15 días…
Un saludo. Nacho
Comparte esta entrada
PROPUESTA 2: TODOS/AS A ATENDER: ADAPTACIÓN DE LAS FUNCIONES DE LAS PLANTILLAS PARA PODER ATENDER EL AUMENTO DE LA DEMANDA.

7 thoughts on “PROPUESTA 2: TODOS/AS A ATENDER: ADAPTACIÓN DE LAS FUNCIONES DE LAS PLANTILLAS PARA PODER ATENDER EL AUMENTO DE LA DEMANDA.

  • 01/08/2012 a las 11:14
    Enlace permanente

    Lo siento, no me has convencido, yo no digo que «café para todos», sino que el exceso de especializción también supone una pérdida que creo debe debatirse. En la práctica (quizá no tanto en este distrito) veo que ante bajas prolongadas, finalmente la atencion es la que se resiente y los puestos de coordinación se mantienen. Por otro lado, creo que si yo estuviese en uno de esos puestos, creo que me perdería una parte muy importante de lo que es la práctica del TS en Servicios Sociales.

    Yo no digo que se repartan los programas o las funciones de un director, sino que hay tareas que les son «impropias», y que asignarles un cupo mínimo de atención sería positivo.

    Gracias por entrar y por compartir, M Jesus.

    Responder
    • 23/12/2013 a las 14:06
      Enlace permanente

      En el trabajo nuestro, las más de las veces, uno se pierde en el camino por querer abarcar todo el trabajo, porque somos todo terreno, a veces he visto compañeros que les cuesta derivar tareas que deben derivar al responsable porque eso muestra mayor eficacia y mejor buen hacer, unas veces por eso y otras porque el responsable del área, solo confía en nosotros para responsabilizarnos del trabajo , todo debe pasar por nuestra manos y eso ni es efectivo, ni saludable, ni práctico.
      Debemos buscar la coordinación no solo dentro de nuestro servicio, sino también de las otras áreas o departamentos y de los profesionales de otras instituciones… y eso no es echar «balones «pa fuera» o «quitarse el muerto de encima» …creo que esto todos los hemos experiemntado y al final el más implicado… siempre suele ser el más pringado y las banderitas siempre para el que sabe venderse, que no es casi nunca coincidente»

      Responder
    • 23/12/2013 a las 20:52
      Enlace permanente

      Efectivamente, coordinación sí, interna y externa, dentro de la institución, y con otras. No obstante, en los propios Centros, creo que una excesiva especialización no es positiva, y , en mi el caso del Ayto de Madrid, creo que es así. Y la prueba es que la gente «de programa», a pesar de que son del mismo nivel que «los de zona», se quedan «obsoletos» en un breve espacio de tiempo… para la gestión de la atención al público (aunque no para llevar su programa, claro). Gracias por participar y comentar!

      Responder
  • 31/07/2012 a las 08:28
    Enlace permanente

    María Jésús
    Vale alguien «aludido». Este debate, como podeis saber ni es nuevo ni es simple. Yo también en un momento dado creí que llegabamos mas lejos y nos enriqueciamos mas todos los profesionales, si todo haciamos un poco de todo, de hecho durante algunos años (los mas antiguos del lugar seguro que lo recuerdan), lo que hicimos fue enumerar todas las «tareas» que se hacían por parte de los trabajdores sociales del equipo y todo el mundo empezó a hacer un poco de cada cosa. Al principio nos fue bien, imagino que entre otras cosas porque a todos nos pareció una buena idea. Pero, en poco tiempo empezarona a aparecer diferentes problemas que tiene que ver con una mayor complejidad de la tarea, no del equipo, sino de todos y cada uno de los miembros, dejamos de ser una orquesta, para convertirnos en distintos «hombres orquesta», el aprendizaje y lo que es peor el mantenimiento de la incorporación de todos los nuevos «inputs» era mas complicado, así como el mantenimiento de criterios similares. Creo que es dificil de explicar en pocas palabras y que sólo me entenderán los compañeros con los que compartimos la experiencia. Pero además el problema se magnificaba con los cambios tan grandes de personal que se nos produce.
    Es verdad que la falta de unidades administrativas suficientemente dotadas y de técnicos de gestión, sobrecargan de funciones que no les son propiasd a muchos trabajadores sociales.
    Por otra parte las funciones de un director de centro de salud no tienen nada que ver con las que tienen los directores de centros de servicios sociales (me refiero a los que no comparten edificio con otros jefes), igual que pasa con el propio funcionamiento, en un centro de salud un médico suple a otro y no hay que explicarles como son los procedimeintos, que tramitaciones hay que hacer, que requisitos y documentación para cada prestación, etc. etc. con una pocas indicaciones puede empezar a pasar consulta absolutamente solo y sin demasiadas indicaciones (no es nuestro caso).
    La realidad tan compleja en los diferentes niveles de la intervención social, a individul, grupal y comunitaria, creo que requiere de profesionales que aseguren en desarrollo de la misma con una buena articulación, pero con una cierta «standarización» que no es de un trabajo en cadena, sino un trabajdo en equipo con una organización y unas funciones en relación con los objetivos. No todos haciendo lo mismo.

    Responder
  • 07/11/2011 a las 11:05
    Enlace permanente

    Y tanto, la complejidad de algunos procesos en civis si no practicas a menudo, hace que no sepas como hacerlo o que habiéndolo aprendido, se te olvide. Y sobre el resto del trabajo: igual, los procesos, las derivaciones, los recursos… todo cambia, para estar al día hay que practicar. El trabajo social es un músculo que se entrena ejercitándolo, si se me permite el símil.
    Pero lo realmente interesante no es que tu y yo debatamos sobre este tema porque estamos en la misma posición beneficiada por esta propuesta; lo sería que alguien «aludido» se diera como tal y mostrase su opinión.

    Responder
  • 06/11/2011 a las 21:42
    Enlace permanente

    Creo que en nuestro caso, la gente de programa está haciendo funciones que no les corresponden, y que debería hacer incluso el Área. Por otro lado, veo que es fácil que directores y responsables se estén quedando «out», no lo crees?

    Responder
  • 06/11/2011 a las 19:41
    Enlace permanente

    Ciertamente un tema controvertido el que planteas, me sorprende que no haya comentado nadie nada. Yo estoy totalmente de acuerdo contigo, ya lo decía Ander Egg, si los recursos (ts) son escasos y aumentan las demandas, habrá que redistribuir o rentabilizar los recursos. Claro, que la realidad de cada distrito puede ser muy variopinta y habría que estudiar con detenimiento cada caso ya que probablemente encontremos profesionales con funciones de dirección o de programa que no tengan un hueco en la agenda para atender y relevarles de ciertas funciones, quizá no sea viable.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

Subscríbete a mi Blog