Buenas. Ya es hora de volver a retomar el blog.

Dicen que Resiliencia es «la capacidad de enfrentarse a problemas o situaciones adversas y no sólo solucionarlos sino salir fortalecido de ellos». Este término tiene su origen en el campo de la Física, y hace referencia a la capacidad de un cuerpo para recuperar su forma original después de un impacto, aunque hay que añadir que la física hace referencia a la recuperación una vez cesa el esfuerzo que causó la deformación: pequeño pero importante matiz, sobre el que no me detendré pero sí quería citar. Además, como es lógico, a mayor resiliencia, mayor tenacidad (energía necesaria para romper el material). Curioso el paralelismo entre diversos ramos del conocimiento, ¿verdad?.

Llevo un tiempo de reflexión, tanto en lo personal como en lo profesional, e incluso respecto a la institución para la que trabajo. Por eso me apetecía volver con esta entrada, dedicada a todas/os esas/os compañeras/os que, a pesar de los conflictos y las dificultades:

a) Se adaptan a los cambios. Todo tiene pros y contras, incluso puede haber conflictos de intereses, pero no pierden la óptica de encontrarnos en un servicio público.

b) Aprovechan las dificultades para construir y buscar nuevos escenarios. No siempre lo que se hizo «desde siempre» -valga la redundancia- está bien: con frecuencia pensamos que un mínimo cambio podrá conllevar consecuencias desastrosas… y no es así.

c) Son inconformistas, pero también con la teoría de que nuestro lugar está tras la mesa del despacho. Saben que el movimiento se demuestra andando, en lo institucional, lo estructural y lo profesional. Tienen la tecla puesta en desarrollar trabajo con grupos, acercarse a la casa de la gente, encontrarse con asociaciones, el barrio, no esperan a que la gente acuda… son proactivos/as.

d) Favorecen un buen clima en el Centro: puedes contribuir a arruinar el ambiente en el centro con la queja continua, o, a pesar de todo, acoger al nuevo/a colega, buscar un rato para reír, o simplemente, promocionar momentos de esparcimiento abiertos (aunque sea para criticar a las/los jefas/es, je, sano deporte). Lo ganarás en salud, sin duda: cosas del Karma, supongo. Además, no tengo ninguna duda: las personas a las que atendemos perciben perfectamente el tipo de ambiente que se respira en un centro.

e) Se esfuerzan por encontrar, aprovechar y difundir buenas prácticas, poniendo en valor las experiencias propias y ajenas.

Este parón me ha hecho recapacitar mucho. Sigo en ello. Principalmente en que todos/as tenemos mucho que hacernos mirar. A veces caemos en la soberbia, perdiendo la objetividad, e incluso la ilusión. No lo olvidemos: uno/a puede estar arriba un día, y al otro, estar abajo: no sólo pasa a quienes vienen a nuestros despachos (frecuentemente con más resiliencia que quienes les atendemos).

La verdad es que siempre he tenido la enorme suerte de rodearme de grandes profesionales en todos los trabajos que he tenido, así que a todos/as ellos/as  dedico esta entrada, gente que, aún en situaciones complejas, disfrutan de currar en los Servicios Sociales. A riesgo de parecer iluso, reivindico el valor revolucionario del optimismo y, como decía Fantova, creo que otros Servicios Sociales son posibles, como también otra manera de ejercer el Trabajo Social (incluso en los Servicios Sociales), especialmente si sabemos cultivar eso de la resiliencia.

Ánimo. Nacho

Nota: J.S. Bach es considerado ampliamente como el mejor músico de la Historia. Triunfó en vida, sí. Pero no pudo despedirse de su amada esposa, que falleció mientras él estaba de viaje con la aristocracia del momento. Tuvo 20 hijos/as, y vio morir a 11 de ellos/as. Al final, murió casi ciego. James Rhodes dice que Bach le salvó la vida: su música sonaba en su cabeza mientras, de niño, sufría un infierno de abusos sexuales. Nuestra resiliencia podría impregnar no sólo nuestros centros, sino dejar huella en el trato a los y las vecinas, hoy, y dentro de 200 años. Quién sabe.

Os dejo con un patoso y pequeño homenaje personal al Maestro y a la capacidad para superar las dificultades.

 

Comparte esta entrada
RESILIENCIA
Etiquetado en:    

10 thoughts on “RESILIENCIA

  • 05/03/2019 a las 09:46
    Enlace permanente

    ola Nacho, soy Lourdes González, trabajadora social desde el año 91. Primero decirte que comparto tu visión de la profesión y de la intervención. Me gusta tu blog.

    Tras pasar por diversos trabajos en distintos campos, ahora estoy dando clase en el Grado de Trabajo Social. En este cuatrimestre imparto la asignatura de «Evaluación y Diagnóstico» donde vemos las distintas técnicas y formas de intervenir e interpretar la realidad.

    Quería preguntarte, si sería posible visitar el centro y que les hablaras de tu experiencia, tu visión y evolución. Las grandes cosas que se hacen y las dificultades con las que nos encontráis. Son 15 alumnos así que no es un grupo muy numeroso.

    Espero que pueda ser posible y que podamos compartir un ratito juntos.

    Muchas gracias

    Lourdes

    Responder
    • 05/03/2019 a las 12:26
      Enlace permanente

      Buenos días. Podemos ver cómo hacer, ok. Ahora mismo estamos preparando unas sesiones grupales abiertas sobre nuestros Servicios Sociales para el distrito, igual podría ser cosa buena que os viniéseis ese día y luego si quieres hacemos un «aparte» por explicaros algo más específico ese mismo día. Serán el 2 y 9 de abril, de tarde y de mañana respectivamente. escríbeme a santasgji@madrid.es

      Responder
  • 02/03/2019 a las 07:31
    Enlace permanente

    Estupenda entrada Nacho. Fue un placer volver a encontrarte en Zaragoza aunque solo fuera un ratico pequeño. Me alegro de que vuelvas a encontrar tiempo para escribir. Un abrazo.

    Responder
    • 04/03/2019 a las 09:01
      Enlace permanente

      Lo mismo digo, en serio, enhorabuena por el gran trabajo que estás haciendo. Aunque te hemos perdido como bloguero, Aragón ha ganado mucho más. Y te seguimos la pista, no creas, je. un abrazo muy fuerte.

      Responder
  • 01/03/2019 a las 21:33
    Enlace permanente

    Totalmente de acuerdo con tu planteamiento aunque esto da para hablar largo y tendido… Ya sabes q me gusta debatir ja ja. Felicidades por tus progresos al piano…me imagino lo contentos q están tus vecinos. Un saludo vallecano

    Responder
    • 04/03/2019 a las 09:00
      Enlace permanente

      Cuando quieras, camarada, y de paso nos echamos unas risas. Un besazo

      Responder
  • 27/02/2019 a las 22:44
    Enlace permanente

    Excelente, cómo siempre colega me encantó!!!! (Sobre todo eso de la crítica a los jefes, jaja,) todo muy bueno
    Felicitaciones!!!! Y apuesto junto a ti, otros Servicios Sociales son posibles!!!! Y es posible que nosotros junto a nuestros colegas logremos el cambio, al que apostamos siempre de distintas formas, a veces no de las mejores!!! Pero siempre es tiempo de aprender. Ahora como flamante Secretaria general de la seccion de Resiliencia de la #WorldFederaciónforMentalHealth
    (WFMH) que preside el Dr. Roberto Sivak, pido permiso para tomar tu artículo prestado!!!! Gracias por tus aportes

    Responder
    • 28/02/2019 a las 09:14
      Enlace permanente

      Permiso concedido,je. Mira, creo que uno de los grandes problemas para avanzar es que no nos acabamos de creer lo que hacemos, y, sinceramente, hay mucha pérdida de energía. Así no hay manera. Tú eres un ejemplo de proactividad. Enhorabuena. Es un placer compartir profesión con gente así. Un abrazote.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

Subscríbete a mi Blog