La Renta Mínima de Inserción (RMI), para quien no lo sepa, es una herramienta fundamental de la que disponemos los Servicios Sociales, y la ciudadanía de la Comunidad de Madrid (en otras se llama de otra forma, pero en casi todas hay algo similar aunque con diferencias notables en cuanto a cuantías, duración, concepto, etc) para luchar contra la exclusión social: está conformada por el derecho a una renta mensual que perciben quienes no tienen ingresos para subsistir, y el derecho al acompañamiento social individualizado: si me leéis desde hace tiempo, tengo una verdadera pasión por ella (je, #pasionporlaRMI, la etiqueté en twitter). 
Pues bien, a pesar de ello, sufre un abandono notable, aunque que debería ser usada como bandera de la Comunidad de Madrid en cuanto a políticas sociales. Lamentablemente, y en plena crisis, no es así. Pongamos un ejemplo con otra situación: acordaos de la que se montó cuando la Gripe A: se compraron 37 millones de vacunas >noticia, aunque después no se llegaron a poner ni 10 millones (mejor no pensar en cifras económicas). Flipante, ¿verdad?: pues en plena “epidemia” de desempleo (aún sin mejoras claras) y de pobreza, la Consejería continúa sin agilizar notablemente su herramienta principal: la RMI. TELA.

Y es que, en plena “guerra” ( qué bélico me he vuelto últimamente): SEGUIMOS SIN NOTICIAS, y os explico:

– SIGUE SIN NOTICIAS cualquier familia madrileña que solicite la RMI , antes de los 12 meses ¡en el mejor de los casos!. ¡12 meses! ¡desde que entregó toda la documentación que demostraba su carencia de ingresos! Y eso que ya se ha denunciado en varias ocasiones, como en noviembre >>VER Eso sí, parece que ahora la CM se va a poner dura con los plazos de respuesta a sus peticiones de subsanación de expedientes (cuando “falta algún papel”): dan 10 días para contestar (ojo, en pedir cita en el paro para obtener el certificado de un subsidio veo plazos de 15 días), pero la Consejería contesta (con suerte) en… ¡365!. A mí de pequeño me explicaron bien lo que era buscar la paja en el ojo del vecino y no ver la viga en el propio. Lo dejo ahí. 

– SIGUE SIN NOTICIAS cualquier profesional que haya oído o leído que va a salir un nuevo reglamento que regule a RMI (el actual es de 2002 y está más que obsoleto), a sabiendas que nuestro Colegio Oficial y la red EAPN participaron en la fase de propuestas el primer trimestre ¡ DE 2013 ! (sí, 2013, podéis leerlo >>AQUÍ)… debe ser que todo tarda más de 12 meses en esa Consejería…

– SIGUE SIN NOTICIAS cualquier ciudadano/a y profesional que desee conocer la evolución de esta prestación tan (des) cuidada: si os metéis en su web, aún sólo está disponible ¡la memoria de 2012! (luego dicen  a los parados que mantengan el curriculum actualizado, jeje) >>No miento. >VER. Pero vamos, me juego una mano a que, cuando salga, igual no dice nada del promedio de tardanza en contestar a una solicitud inicial, o vuelve a pasar de puntillas sobre el pequeño detalle de que el dinero de los proyectos, en Madrid, proviene de Europa (y no de Madrid, como cabría esperar), como sucedió en la del 2012 (ya escribí sobre ello en “Balance RMI: ¿brotes verdes o fotoshop?“).  Pero vamos, ojalá me tenga que tragar mis palabras. Al menos espero que no digan que hay menos pobreza que el año anterior (como en 2012). Bueno, en esto sólo llevan 7 de retraso…

Vamos, lo contrario del lema ese de “no news, good news”. Cuando se refiere al derecho de las familias a sobrevivir, lo de “no news” es traducible a “todavía puedes pasar más tiempo pasando hambre”.
Ánimo
Nacho
Recomendación mucical: me ha venido a la cabeza una de Ricardo Arjona: Noticiero.
Comparte esta entrada
RMI. NO NEWS: ¿GOOD NEWS?

2 thoughts on “RMI. NO NEWS: ¿GOOD NEWS?

  • 22/07/2014 a las 00:36
    Enlace permanente

    Nacho una vez mas comparto plenamente tus observaciones sobre la situación de la Renta Mínima de Inserción en la Comunidad de Madrid. He participado recientemente en un FORO sobre Garantía de Ingresos organizado por OEISM (Observatorio de la exclusión social y los procesos de inclusión en la Comunidad de Madrid) y quiero compartir en mi comentario alguno de los puntos que destaqué en mi intervención:
    -La falta de datos estadísticos sobre gestión de la RMI en la web de Madrid.org
    -Excesiva burocratización, exigencia documentos, complejidad administrativa para su tramitación y renovación, se tiene que acreditar exhaustivamente que se han agotado derechos previos y se computan otros ingresos.
    -No se cumplen los plazos y los retrasos de meses en las concesiones y revisiones exigen muchas veces que haya que volver a presentar documentación porque ha perdido validez.
    – No se incrementa la prestación básica y los complementos desde el año 2010. Cuantías que son insuficientes para garantizar la cobertura de necesidades básicas, por lo que se promueve de forma indirecta un movimiento de economía sumergido, que por otro lado se persigue.
    – En los dos últimos años las familias perceptoras de Rentas Mínimas con hijos en edad escolar tienen un menor poder adquisitivo al no haberse incrementado las cuantías de la RMI y si suprimido las becas para el pago del comedor escolar y tener que pagar un precio reducido (1,20€ niño/dia) por hacer uso del comedor, más de la mitad de las familias perceptoras de Rentas Mínimas tienen hijos en edad escolar.
    -Se ha suprimido la partida específica para los Proyectos de Integración RMI, quedando sólo los proyectos de inserción sociolaboral cofinanciados por el FSE, dejando sin atender las necesidades de acompañamiento de personas en situación de exclusión severa.
    -No se ha puesto en marcha el Protocolo de derivación de Servicios Sociales a Servicios de Empleo cuando se esta trabajando para ello desde el año 2006.
    -Desde 2007 no existe Plan de Lucha contra la Exclusión Social.

    Se que no digo nada que no se conozca por todos los y las trabajadores sociales de AAPP, pero no dejo de pensar cómo podemos actuar para conseguir que esta situación cambie. La dignidad de las personas en mayor o menor situación de exclusión social lo exige, no podemos permanecer impasibles.

    Responder
    • 22/07/2014 a las 21:04
      Enlace permanente

      Querida Berta, te agradezco mucho tu aportación. Con tu permiso, lo guardo para una entrada, porque arrojas aún más luz /sombras sobre la gestión que está haciendo la Consejería con la RMI. Muchas gracias en nombre de compañeros/as y ciudadanos/as, por lo que has aportado, y lo que aportas con tu esfuerzo y dedicación. Un besazo. Nacho

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sígueme en Feedly

Subscríbete a mi Blog