AVISO: OFERTAS DE EMPLEO Y CURSOS AL FINAL DEL POST.

Buenos días. Si me seguís en Twitter, ya os habréis enterado: finalmente, tras arduo trabajo, el proyecto de “Acceso y Uso de los Servicios Sociales a través de las TIC” no fué ganador. Os dejo noticia>VER.

Tras superar ayer cierta decepción (no puedo evitarlo, nos habíamos dejado el pellejo), hoy me levanto con ánimo y desde la confianza en que el camino de las TIC no tiene retorno; creo que hemos convencido a quien teníamos que llegar -excepto al jurado, jeje- (el mensaje por todos los lados es que se va a implementar sí o sí, y que nos pongamos a calendarizar), y, por otro lado, la ciudadanía no puede ya conformarse con un sistema obsoleto.

El gran equipo con el que tuve el placer de trabajar.
Y como lo mejor para darse cuenta de lo que hablamos es poner cara, os cuento el de una mujer a la que atendí el otro día.
Se trata de Ana (ficticio, claro). Su madre -viuda-, que tiene una ayuda a domicilio de 46h mensuales, ha sufrido un deterioro grave y está encamada. Duerme en una cama de matrimonio, apenas puede colaborar, y sufre obesidad, por lo que asearla, es muy difícil: tenemos que poner dos auxiliares simultáneamente para poder hacerlo. Claro, al tener “servicio compartido”, las horas, se reducen. Ana tiene correo electrónico y lo maneja sin problemas. Todas las tardes lleva la comida a su madre y se turnan entre familiares para atender a la mayor.

Me pide cita para contarme todo esto, hace quince días. Al informarle sobre el procedimiento de revisión, y la prestación de camas articuladas, me dice “dame un certificado de haber venido, porque mi jefe igual me echa del trabajo, me la estoy jugando por venir a esta cita”.

Os cuento esto y se me abren las carnes al recordarlo. Y como pierda el empleo, no os quiero contar la irresponsabilidad como sistema, en la que estaremos incurriendo.

Nuestro proyecto defiende que Ana escriba por la aplicación o a través de su correo, nos informe de la situación, se le conteste por cualquier de las dos formas con los formularios, si es preciso nos mande por la aplicación el informe médico (la ley de protección de datos…), y yo realice la visita pertinente, donde la mujer me firmará las solicitudes en una tablet (como cuando el cartero viene a casa). Lo que en total lleva 5 horas de tiempo entre familiares y profesionales, puede reducirse a una de esta forma.

Pues por Ana, y por todas las Anas, sé que mi equipo, y que cientos de profesionales, vamos a seguir defendiendo que las TIC no pueden esperar, porque, por medio, perdemos TODOS/AS, pero especialmente las mas de 400.000 personas que en Madrid están siento atendidas por nuestros Servicios Sociales.

No quiero acabar sin agradecer tanto trabajo a “mi” equipo: Antonio Lázaro, M Jesús Gallego, Conchita Serrano y Susana de Lucas. A la plantilla que nos apoyó, al Area de Familia y Servicios Sociales y a mi Distrito y Departamento, que creen firmemente en el proyecto, y a TANTO apoyo recibido de manera “multicanal”, je, como el proyecto.
Si alguien quiere acabar con una sonrisa (al final se me traba la lengua por el acelerón final), os comparto mi presentación del proyecto en este vídeo casero grabado el 27 de noviembre ante el jurado… nos dejaron 5 minutos (el cronómetro me metía una presión horrible) os va a a hacer sonreír, como a quien me grababa, jeje.
Nada más: apliquemos las TIC (en la medida de nuestras posibilidades, a la espera de que este proyecto se implemente, seguro, pronto), extendamos experiencias sencillas como la que llevamos en mi barrio, en mi Distrito. A por ello: pronto, colegas y seguidores/as, podremos ser capaces de construir unos Servicios Sociales más participativos, más inclusivos, y más eficientes. No lo dudéis.
CLARO QUE PODEMOS. Si no, tiempo al tiempo.
Hoy, os perdono la recomendación musical por los 5 minutos de tortura de mi presentación.
Nacho
OFERTAS DE EMPLO RECIBIDAS ESTA SEMANA: DESCARGAR

Comparte esta entrada
SERVICIOS SOCIALES 2.0 en MADRID: SEGUIREMOS PELEANDO

8 thoughts on “SERVICIOS SOCIALES 2.0 en MADRID: SEGUIREMOS PELEANDO

    • 04/12/2014 a las 19:09
      Enlace permanente

      Muchas gracias!! lo conseguiremos, seguro. lo que nosotros buscamos ya existe de otras formas en educación o en sanidad (donde están en la pelea de si el médico debe atender por email): si les ganamos, al fin, llevaremos por primera vez la delantera a Sanidad… este es mi empeño! Gracias por comentar!

      Responder
  • 03/12/2014 a las 15:24
    Enlace permanente

    Nacho y equipo, ánimo! Muchas gracias por acercar y facilitar nuestro trabajo, a las personas que atendeix como a los profesionales. Felicitats! Desde mi Levante feliz.
    Monica, las TIC son facilitadoras, no sustitutas de las relaciones que gestionamos. Saludos

    Responder
    • 04/12/2014 a las 19:06
      Enlace permanente

      Muchas gracias! Por supuesto que vamos a pelear. La pena es que ya hay experiencias “básicas” (de uso de email), que quedan muy pequeñas al lado de lo que podría ser un re-diseño de la aplicación, cosa, entre otras, que defendemos. Es cuestión de tiempo, ser muy insistente (ni lo dudes, de eso me sobra) y de que los profesionales lo peleemos allá donde estemos. Gracias por comentar y un abrazo por mi tierra!

      Responder
  • 03/12/2014 a las 09:30
    Enlace permanente

    Solo una duda que me surge, y conste que me parece bien introducir las TIC en el trabajo diario. ¿ Se pierde cercania y vinculación con la persona con la que se interviene?

    Responder
    • 04/12/2014 a las 19:04
      Enlace permanente

      Para nada, Mónica. Al revés. Puedes dedicar el tiempo a la intervención, al acompañamiento… en lugar de a tareas administrativas. Y, créeme, cuando el usuario siente que está perdiendo el tiempo y dándole paseos… entonces es cuando se pierde la vinculación. Al menos es mi experiencia. Gracias por comentar!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sígueme en Feedly

Subscríbete a mi Blog