Aviso: si eres usuaria, al final de esta entrada aconsejo un curso corto pero interesante (para mujeres)
      Como bien sabéis, ha surgido de nuevo el tema de la Objeción de Conciencia entre los médicos, por la aprobación del Real Decreto del que hablé en la entrada anterior. Desde entonces, y gracias a campañas como la de la SEMFYC, más de 2000 profesionales en España se han negado a aplicarla utilizando la fórmula de la Objeción de Conciencia que reconoce su Código Deontológico, al igual que el nuestro (Art. 47), aprobado recientemente.
       Si bien la legalidad de dicho ejercicio es fuente de no pocas reflexiones, pretendo con esta entrada provocar un ejercicio de reflexión sobre nuestra conducta ética en estos momentos: ¿somos capaces de salirnos del «marco»?.
      En estos momentos, y a pesar de las múltiples dificultades con las que nos encontramos y las situaciones que día a día estamos conociendo en Servicios Sociales, ¿tenemos una actitud suficientemente proactiva ?: voy a hablar de dos ejemplos prácticos:
1.- Habitualmente atendemos a personas que llevan un tiempo más que escandaloso esperando una prestación. ¿nos quedamos tranquilos con un » ya sabe usted como van las cosas de palacio? ¿ no convendría ayudarle a formular una reclamación adecuada? (porque todos sabemos que habitualmente tratamos con personas que no se saben desenvolver en el lenguaje «administrativo»).  Seguramente alguien pensará «sí, hombre, ahora me conviertes en secretario»… ¿secretario? ¿o defensor de derechos? porque también reconocemos que la gente no se queja lo suficientemente…¿es nuestra función?… entiendo que es una forma de, hacer algo que no te es encomendado -ya que a veces va «contra» tu institución (¿o » a favor»?)-  pero que es éticamente tu obligación.
2.- Otro ejemplo: esta semana el Colegio Oficial de TS de Madrid ha enviado una nota para los trabajadores sociales de Atencion Social Primaria en la que propone una medida de «colaboración activa» que va más allá de lo institucionalmente establecido para tratar de impedir (aunque sin garantías: lee la nota informativa para Serv. Sociales) suspensiones injustas de la Renta Mínima de Inserción (RMI) o favorecer levantamientos lo antes posible ante suspensiones ya realizadas. Cada quien, hará lo que considere, pero ¿que es lo que debemos hacer? ¿hacer «trabajo extra», o dejar que varias de «tus» familias dejen de cobrar la RMI injustamente sin hacer lo que esté en nuestra mano por impedirlo? 

         Seguro que se os ocurren muchas más formas de hacer bien nuestro trabajo, a pesar de tener que salirnos del marco de la institución, a pesar de tener que salir del clima totalmente inhibidor que los recortes están ocasionando en la Administración: os animo a ello y a compartirlo.

         Porque, la cosa no queda en ponerse una camiseta naranja (que hay que hacerlo, claro): la situación de recortes, de crisis, creo que necesita de una implicación extra. Ahí lo dejo.

Ánimo.
Nacho

Hoy la recomendación musical:  Free to decide (sobran traducciones), es de The Cranberries.

AVISO PARA USUARIOS/AS: «Formación en Internet y Redes Sociales 2.0 para la búsqueda de empleo», en la : Asociación Eslabón: Tlf 915255569 (Conchi Sanabria)

Comparte esta entrada
¿SOMOS CAPACES DE SALIRNOS DEL MARCO?

2 thoughts on “¿SOMOS CAPACES DE SALIRNOS DEL MARCO?

  • 28/09/2012 a las 08:30
    Enlace permanente

    Muy bueno Nacho. En Zaragoza también se ha organizado desde le Colegio apoyos para las familias perjudicadas por la nueva baremación y adjudicación de becas escolares.
    No nos podemos quedar de brazos cruzados, nuestra profesión tiene un componente de imaginación e innovación que hemos perdido con los años (mea culpa, por supuesto), y es hora de recuperarlo.
    Gracias por esta inyección de ánimos!

    Responder
  • 27/09/2012 a las 22:53
    Enlace permanente

    Soy Rafa de Málaga, y desde la Comisión de Empleo del Colegio Profesional venimos trabajando en lo que hemos llamado un Decálogo para el Trabajador Social en tiempos de crisis (aún está en sus inicios), muy en la línea de lo que planteas en ésta entrada. Personalmente creo que debemos de apelar a la ética y superar el vuelva usted mañana…..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error

Subscríbete a mi Blog