Momento playa, como buen descendiente de valenciana.

La playa es un lugar en el que uno sale de su  ciudad y de la endogamia de relacionarse con trabajadores/as sociales y gentes próximas al sector… acabas en bañador, mojando los pinreles en la orilla con un guardia civil, profesores/as, un conductor de autobús, una administrativa, una procuradora, una ingeniera y hasta un director general. Clase media, sí, pero multidisciplinar, como diríamos nosotros/as. Las conversaciones son ficticias pero basadas en las mantenidas este verano… y cambiando profesiones, claro… que no se me enfade nadie…

Yo… es que era el que hacía la foto…
Y es en ese momento en el que todos parecemos iguales, con un simple bañador tapando las vergüenzas de cada quién -y metiendo un poco de tripita, no lo neguemos- en el que surge el tema de los Servicios Sociales… y es que son muchas horas de playa, jeje
Y claro, uno, que es cansino a más no poder, se empeña en ganar adeptos/as a la causa, porque, la verdad, te das cuenta de que somos unos/as totales desconocidos/as, y que, nuevamente y de manera reiterada, verano tras verano, salen a la mesa los grandes clásicos de Servicios Sociales, en forma de “los cinco clásicos” que resumen mensajes horribles que flotan y que son conversaciones “tipo” que, al final, por un lado u otro, termino teniendo de manera inevitable cada verano y que os relato a continuación:
CLÁSICO 1: “LOS/LAS GITANOS/AS: APROVECHADOS/AS DEL SISTEMA”.
– ¿Pagáis a los gitanos para que lleven a sus hijos al colegio?
– No, no: en Madrid, hay una Renta Mínima reconocida por Ley para todos/as los/las ciudadanos que cumplen unos requisitos, entre los cuales, ser gitano, no entra.
– ¡Pues yo veo que los gitanos cobran por eso!
– Que noooo: en Madrid, la ley dice que a cualquier perceptor de RMI que no lleva a sus hijos al colegio, se les suspende esa prestación, vamos, que dejan de cobrar: eso, al margen de que desde la justicia se pueda intervenir, claro. Eso no es lo mismo que “pagar para que lleven a los niños al cole”: es un error de concepto cuya difusión no crea más que un rechazo peligroso e incluso racista. Te pongo otro ejemplo: ¿Tú crees que a los cuidadores que cobran la prestación económica se les paga PARA que cuiden a sus dependientes? Lo harán porque son sus familiares, porque les quieren y quieren cuidarles, ¿no?
– Sí, claro.
– Además, como no sé si sabes que cuando reciben esa ayuda, no pueden optar a otras, osea, no te creas, que el balance para la administración sale muy rentable… ¿ y si no lo hiciesen bien, se les retiraría, verdad?, y lo mismo, al margen de lo que pueda actuar la justicia… Pues lo mismo. Así funciona en Madrid, al menos, por ahora.
– Ahhh.
CLASICO 2: “INMIGRANTES: LADRONES/AS DEL SISTEMA.”
– ¡A los inmigrantes se lo dais todo!
– Pero, ¿es que les has cogido la cartera?.
– No , claro.
– Es que hay muchas personas que nacieron en Ecuador y tienen DNI, como tú y yo, igual que de Marruecos, Mali, o de donde sean, con DNI, aunque lleven un velo, otros muchíiisimos no, pero tienen permiso de residencia, y trabajan, y aportan a las arcas de la seguridad social, como tú y yo. Porque supongo que ya sabes que los ciudadanos de la Unión Europea, circulan y trabajan sin problema dentro de la Unión, no?, igual que tu cuñado, el que está en Inglaterra…
– Sí, claro, Europa es Europa.
– Pues no veas, porque a los que no tienen papeles, apenas les tocan unas migajas, tranquilo que el Sistema no quiebra por ellos/as… además, fíjate, un sin papeles paga el mismo impuesto de IVA que yo por una docena de huevos, ¡y eso que sólo recibe las migajas! ¡al final sale rentable y todo!
– Ahhh…
CLASICO 3: “LOS RECORTES EN DEPENDENCIA SON NECESARIOS”
– Sí, recortes, crisis… ¡la ley de Dependencia sí que ha sido un tongo!
– Pues antes esa gente no tenía derecho a prestaciones tan básicas como alguien que te lave por las mañanas, dependía de si su ayuntamiento tenía pasta: se les reducía o concedía según lo que hubiera, y ahora es por derecho según sea su valoración de dependencia. Imagínate a gente que no puede ducharse sin ayuda, dependiendo del presupuesto de su Ayuntamiento.. pues eso es desde que se aprobó en el 2006, aunque ha costado mucho implantarla, y de aquella manera… ya sabes que han metido varios recortes…
– ¡Claro, un partido aprueba una cosa imposible y después tiene que venir el otro y comerse el marrón! todos son iguales.
– Que no son iguales, no fastidies…
– ¡Dime algo bueno que hiciesen los de antes!
– La Ley de Dependencia. Mejorable, pero la hicieron ellos/as.
– Si, pero sin dinero, y cuando sabían la que nos venía encima con la crisis…
– Sí, fué una apuesta arriesgada, pero sin ella, no te digo dónde estarían los dependientes con la crisis y los sucesivos recortes… mi abuelo está en una resi gracias a esta Ley.
– Claro, tu abuelo… sí,  y mi tía tiene una ayuda a domicilio…
– Pues eso, fíjate, para todos y todas…, ¿está contenta con el servicio?
– Sí también tiene lo del medallón.
– Pues eso…
– Ahh…
CLÁSICO 4: “LOS NIÑOS MALOS, AL REFORMATORIO”
– Y esos niños que se portan tan mal, ¿no los lleváis a reformatorios? ¿Y esos que están descalzos por la calle?
– Bueno, muchos de esos niños lo que no tienen es familias que les sepan y puedan cuidar adecuadamente… no es fácil, además los centros tampoco son el mejor de los lugares, no te creas…
– ¡sí, pues tengo un vecino que no va al colegio, se pasa el día robando, y que estaría mejor en un centro!
– Bueno, igual lo tienes que poner en conocimiento de tus Servicios Sociales, a veces no lo sabemos todo, no podemos saber lo que pasa en cada casa.
– Sí, encima voy a a hacerlo yo, ¡para que luego no hagáis nada!
– Pues todo ciudadano está obligado a comunicarlo… y de lo de que no hacemos nada… ¿como “llevarnos al niño al reformatorio”?
– Sí eso.
– Bueno, cuando tienes un brazo herido, te dan medicamentos, lo vendan, lo observen un tiempo, te pauten seguimientos ¿o te lo amputan? ¡ porque eso sí que sería la solución final! Entiendo que eso sólo se hace en situaciones muy extremas, ¿verdad? Pues mayor razón para hacerlo así con un niño, ¿verdad?. De todas formas hay muchos niños para acoger temporalmente, igual quieres arrimar el hombro de verdad… o al menos, informar a los Servicios Sociales cuando veas algo así…
-Ahhh…
CLÁSICO 5: “SI QUE SOIS BUENA GENTE LOS TRABAJADORES/AS SOCIALES”
– Tu trabajo es muy vocacional, debes ser muy bueno.
– Como todos/as, a veces no, pero intento serlo, como todo el mundo en su trabajo.
– Sí, pero soportar eso todos los días… con tantas preocupaciones…
– Tú también te llevarás preocupaciones a casa ¿ o eres de esos que se les cae el boli? (nadie reconoce ser de “esos”, por eso suelo usar esta frase)
– No, claro.
– Pues tío, conducir un autobús… eso sí que es vocacional, yo no lo soportaría… y anda que lo tuyo… (miro a la que trabaja en el juzgado)… todo el día viendo injusticias… mira, yo, la verdad: me dedico a esto porque me divierte, de veras, no he encontrado forma mejor de ganarme las lentejas. Mi curro me divierte, de veras.
– Bueno, claro, debe ser muy gratificante salvar a esa gente.
– Je, salvar, salvar.. como no salgan ellos/as mismos…  chungo. Nosotros podemos echar un cable pero … salvar es otra cosa. A mí lo más gratificante me resulta es saber que importa lo que les digas, los cambios la mayoría de las veces son a muy largo plazo, incuso generacionales: no es lo miso que trabajar con tornillos. Lo milagroso es que algunas personas con las que trabajo, con todos los problemas que tienen, salgan para adelante, eso sí que es para nota. Son supervivientes…
– Ahh…
Una ola, otra,… y no pasa nada. Pasamos a otros temas más livianos…
Finalmente los niños se empeñan en que juguemos otro de los clásicos del verano: un “padres contra hijos” en el equipo multidisciplinar que os he descrito, varones que, con un promedio de 40 castañas, en un ejercicio de machoalfa, se dispone a no dejarse destruir del todo por una nebulosa de niños y piernas contra los que juegas… y no quedar demasiado mal. Otro clásico.
 Y al día siguiente, nuevamente, otra vez en bañador, como al principio: volvemos a igualarnos.
Pero las conversaciones, el año que viene, os lo aseguro, se repetirán las conversaciones. Espero que algunos de los cinco clásicos, no se repitan, pero no lo puedo asegurar… en todo caso, algo va cambiando en sus ojillos, jeje. Es mi esperanza. Tenemos mucho por delante, colegas, porque lo que se dice de nosotros/as… cualquier parecido con la realidad… pura coincidencia.
Más adelante, no voy a poder resistirme a sacar el tema de los gitanos… porque he mantenido varias conversaciones y tengo chicha…
Nacho

Hoy, una playera. Beach Boys: Good Vibrations. Otra que da buen rollo.

Comparte esta entrada
MOJANDO LOS PINRELES Y HABLANDO DE SERVICIOS SOCIALES

6 thoughts on “MOJANDO LOS PINRELES Y HABLANDO DE SERVICIOS SOCIALES

  • 31/08/2014 a las 13:01
    Enlace permanente

    Artículo a contracorriente, lo dominante es nadar en su mismo sentido y dejarnos llevar por los tópicos y los climas de opinión generalizados, que hacen un flaco favor a la defensa de las minorías y a que éstas se expresen.
    De nuevo agradezco la búsqueda de la verdad desde la humildad, el respeto y el sentido común. Con un toque desenfadado.
    Abrazos

    Responder
    • 02/09/2014 a las 10:06
      Enlace permanente

      Muchas gracias por comentar! Ese es mi objetivo, contar las cosas desde una óptica sencilla, que cualquiera pueda entender. De otra forma, creo que igual seguiremos así… hasta no sé cuándo. Un abrazo.

      Responder
  • 28/08/2014 a las 09:10
    Enlace permanente

    Muy buen articulo. Admiro tu capacidad de abordar los tipicos topicos con humor e ironia. Tomo nota de tus ejemplos y aprendere de ellos, ya que mi edad (24) y mi solo año y medio de experiencia en SS.SS comunitarios, hace que me saquen de quicio con facilidad amigos y familiares con estos falsos mitos.

    Responder
    • 02/09/2014 a las 10:05
      Enlace permanente

      Buenas! No te culpo, con lo de los gitanos yo también pierdo a veces los papeles… en fin, sinceramente, tenemos que entenderlo como la carencia de un sistema cuasi invisible, y como un reto profesional: al final, yo veo que, a mi alrededor, algo, cala, así que paciencia y ánimo… y gracias por comentar!!

      Responder
  • 27/08/2014 a las 09:38
    Enlace permanente

    Y el 6º clásico ¡¡¡¡ Las mujeres también maltratan a sus maridos, eso también es violencia y la ley no los protege!!!! y el 7º ¡¡¡tachan, tachan!!!! muchas mujeres que denuncian a sus maridos y no les han puesto nunca una mano encima!!!!
    Ahora, tú, en la sillita de la playa bajo la sombrilla, explicas la diferencia de conceptos y las estadisticas sobre las famosas “denuncias falsas”, es AGOTADOR de verdad…..

    Responder
    • 02/09/2014 a las 10:03
      Enlace permanente

      Sí, realmente es agotador porque los temas se repiten. Lo nuestro es algo de lo que cualquiera se siente con la suficiente capacidad para opinar. Por eso es necesario ser pacientes… yo creo que al final lo conseguiremos, si sabemos explicar y difundir lo que hacemos. En cuanto al 6º y 7º, muy buenos, también el de quienes justifican la eliminación de las pensiones no contributivas y las rentas mínimas. En fin… Ánimo!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sígueme en Feedly

Subscríbete a mi Blog